ayuda, esperanza, espiritualidad, sabiduría

Canicas rojas

Durante los duros años de la depresión, en un pueblo pequeño de
Idaho, USA, solía parar en el almacén del Sr. Miller para comprar
productos frescos de granja. La comida y el dinero faltaban y el
trueque se usaba mucho. Un día en particular, el Sr. Miller me
estaba empaquetando unas papas. De repente me fijé en un niño
pequeño, delicado de cuerpo y aspecto, con ropa roída pero limpia
que miraba atentamente un cajón de arvejas frescas maravillosas.

Pagué mis papas pero también me sentí atraído por el aspecto de las
arvejas. ¡Me encanta la crema de arvejas y las papas frescas!.
Admirando las arvejas, no pude evitar escuchar la conversación entre
el Sr. Miller y el niño.

“Hola Barry, como estás hoy?”.

“Hola Sr. Miller. Estoy bien , gracias. Solo admiraba las arvejas…
se ven muy bien”.

“Sí, son muy buenas. ¿Cómo está tu mamá?”.

“Bien. Cada vez más fuerte”.

“Me alegra. ¿Hay algo en que te pueda ayudar?”.

“No Señor. Sólo admiraba las arvejas”.

“¿Te gustaría llevar algunas a casa?”.

“No Señor. No tengo con que pagarlas”.

“Bueno, ¿qué tienes para cambiar por ellas?”

“Lo único que tengo es ésto, mi canica más valiosa”.

“¿De veras? ¿Me la dejas ver?”.

“Acá está. ¡Es una joya!”

“Ya lo veo. Mmmm… el único problema es que ésta es azul y a mí me
gustan las rojas. ¿Tienes alguna como ésta, pero roja, en casa?”.

“No exactamente, pero casi”.

“Hagamos una cosa. Llévate esta bolsa de arvejas a casa y la próxima
vez que vengas muéstrame la canica roja que tienes”.

“Desde ya… ¡muchas gracias Sr. Miller!”.

La Sra. Miller se me acercó a atenderme y con una sonrisa me dijo:
“Hay dos niños más como él en nuestra comunidad, todos en situación
muy pobre. A Jim le encanta hacer trueque con ellos por arvejas,
manzanas, tomates, o lo que sea. Cuando vuelven con las canicas
rojas, y siempre lo hacen, él decide que en realidad no le gusta
tanto el rojo, y los manda a casa con otra bolsa de mercadería y la
promesa de traer una canica color naranja o verde tal vez”.

Me fui del negocio sonriendo e impresionado con este hombre.

Un tiempo después me mudé a Colorado pero nunca me olvidé de este
hombre, los niños y los trueques entre ellos. Recientemente tuve la
oportunidad de visitar unos amigos en esa comunidad en Idaho.
Mientras estuve allí, me enteré que el Sr. Miller había muerto. Esa
noche sería su velatorio y sabiendo que mis amigos querían ir,
acepté acompañarlos.

Al llegar a la funeraria, delante nuestro, en la fila, había tres
hombres jóvenes. Uno tenía puesto un uniforme militar y los otros
dos unos lindos trajes oscuros con camisas blancas. Parecían
profesionales. Se acercaron a la Sra. Miller quien se encontraba al
lado de su difunto esposo, tranquila y sonriendo. Cada uno de los
hombres la abrazó, la besó, conversó brevemente con ella y luego se
acercaron al ataúd. Cada uno se retiró de la funeraria limpiándose
los ojos.

Llegó nuestro turno y al acercarme a la Sra. Miller, con los ojos
brillando, me tomó de la mano, me condujo al ataúd y me dijo:
“Esos tres jóvenes que se acaban de ir son los tres chicos de los
cuales te hablé hace varios años, ¿recuerdas?. Me acaban de decir
cuánto agradecían los “trueques” de Jim. Ahora que Jim no podía
cambiar de parecer sobre el tamaño o color de las canicas, vinieron
a pagar su deuda”.

“Nunca hemos tenido riqueza” -me confió- “pero ahora Jim se
consideraría el hombre más rico del mundo”.
Con una ternura amorosa levantó los dedos sin vida de su esposo.
Debajo de ellos había tres canicas rojas exquisitamente brillantes.

Recuerda siempre que no seremos recordados por nuestras palabras,
sino por nuestras acciones. La vida no se mide por cada aliento que
tomamos sino por las cosas que nos quitan el aliento.

Hoy te deseamos un día de pequeños detalles o “milagros” (como tú
los quieras ver), tal como una cafetera llena de café fresco que
otro te preparó, una llamada inesperada de un viejo amigo, semáforos
verdes camino al trabajo, etc.

Te deseamos un día lleno de cosas pequeñas de las cuales estar
agradecido: la fila más rápida en el supermercado, una canción
favorita en la radio, encontrar tus llaves justo donde buscas, etc.

Te deseamos un día de felicidad y perfección; pequeños trozos de
perfección que te hagan sentir que Dios te está sonriendo,
sosteniéndote tan tiernamente porque eres alguien especial y único.

Te deseamos un día de paz, felicidad y dicha.

Fuente: Sendero espiritual.

Anuncios
Estándar
dolor, esfuerzo, esperanza, recompensa, tristeza

En tus momentos mas duros.

En tus momentos duros, aciagos y funestos,
es probable que pienses : “¡¿Por qué me llega esto!?”
“¡¿Qué convenio firmé!? ¡¿Qué contrato asumí?!
¿¡En dónde estaba escrito que debía ser así!?”
“¡No le hallo explicación al dolor que padezco!
¡Esta espina en el alma yo no me la merezco!”
Más si en ese momento, intentás, compañero,
ver por entre la tinta que oscurece el tintero,
sentirás vagamente, muy dentro de tu ser,
¡que eso llegó a tu vida para hacerte crecer!
Y una tenue sospecha se abrirá paso en ti:
¡que una lección valiosa te está aguardando allí…!
Y repentinamente, de forma inesperada,
¡empezarás a verlo con distinta mirada!,
y entonces tu amargura quedará a tu costado…,
¡como queda el escudo de un guerrero cansado!
…y aunque sea cruel la herida…, y sea profundo el tajo,
¡te rendirás a aquello que la vida te trajo…!
Porque rendirse, amigo, ¡no es darse por vencido!:
¡es fluir con el hecho que te tiene aturdido!
…y es tratar de encontrar –sin culpas ni acechanzas-,
en medio de ese drama su escondida enseñanza…
Tal vez en el pasaje de un brevísimo instante,
¡logres captar el brillo de ese oculto diamante!,
…y te quedará claro –sin asomo de duda-,
¡que ese dolor es bueno…porque vino en tu ayuda!,
pues sólo ante esa pena –que tanto rechazamos-,
¡emergen fortalezas que nunca imaginamos!
Asumir el regalo de cada aprendizaje,
libera la energía que se estanca en el viaje…,
…revela la templanza que hay en nuestro interior
-ese sobrio equilibrio de piedad y valor-,
y sana las heridas de nuestro corazón,
¡al mostrarnos que todo gira en torno al perdón!:
En ese instante claro de lúcida conciencia,
¡sentirás el aliento de tu Plena Presencia!,
y al ver entre las sombras, destellos de color,
¡ sabrás que aquella espina…se ha transformado en flor…!

Autor: Jorge Oyhanarte

Estándar
américa, amigos, el ser, la nave, meditación, reflexiones, salud

Jornadas de Luz del Noroeste Argentino – Octubre 2009 – Salta


El proximo 17 y 18 de octubre 2009, en el pleno centro de la ciudad de Salta, se llevaran a cabo, por segunda ocasion en el año, las Jornadas de Luz del Noroeste Argentino. Con la presencia de destacados expositores se pone a disposicion de toda la ciudadania lo ultimo en terapias alternativas y todos los temas que interesan para co crear un nuevo mundo . Unidad en la Diversidad y Despertar conciencias por un mundo mejor, son las premisas de esta nueva convocatoria de Noa Shamballa, Red de Luz del Noroeste. Estan abiertas las inscripciones a todo aquel que guste de participar. Reserve su espacio con anticipacion. Cupos limitados. Salta lo espera!

Estándar
américa, ayuda, casa del chaco, solidaridad

La hermana María Alcira

 
(Extracto de una nota del diario Clarín.  )

Inició hace una década en Tres Isletas, Chaco, un trabajo social que redujo a cero la desnutrición infantil, erradicó casi totalmente la violencia, disminuyó fuerte la deserción escolar y le devolvió al pueblo la esperanza en un futuro mejor. Las claves de una labor que es tomada como modelo para toda América Latina.

Por: Por Sergio Rubin

Enlace a la nota completa: Aquí.

Para ayudar: Hermana María Alcira – (Tres Isletas- Chaco- Argentina) llamar al (+54)03732-461195 ó al mail magr3i@gmail.com

Estándar
espiritualidad, intelecto, vida

Secretos del Universo

Por Brad Jensen

Traducción: Paloma Fernández Fernández.

Soy millonario, propietario de la empresa que creé y que está valorada en, por lo menos, siete millones de dólares; con ella gano más de medio millón de dólares al año. Empecé hace 22 años con un título en Filosofía y Religión y una pluma prestada. Llevo casi 20 años investigando, aprendiendo y enseñando diligentemente ideas para la prosperidad.

Estos son los secretos del universo:

1. Primero, el gran secreto: nuestro mundo físico es un mundo de ensoñación, que funciona exactamente igual que soñar sólo que generalmente va más despacio. Cuando reconoces esa ensoñación y empiezas a trabajar con el mundo desde esa perspectiva, la velocidad aparente de la acción se acelera. La manera de dirigir al mundo es a través de tu imaginación y de tu voluntad. Ejercitar tu voluntad la fortalece. Puedes ejercitarla haciendo algo que no te guste hasta que te guste.

2. Se recibe por la misma puerta por la que se da. La manera de recibir a cambio de nada sencillamente es dar a cambio de nada. La calidad es más importante que la cantidad, ya que el universo amplifica el pensamiento convirtiéndolo en circunstancia. Empieza dando y deja que Dios perfeccione lo que des.

3. Perdona a Dios. Amar a tu prójimo es amar a Dios. Perdonar a tu prójimo es perdonar a Dios. Cuando veas un defecto de cualquier género en el amor o la gracia de Dios, mira otra vez. Mira con más atención. Jesús en la cruz dijo: “¿Cómo pudiste hacerme esto, Dios?”; pero después dijo: “Confío en ti, acepto tu propósito como si fuese el mío”.

4. No importa cuánto te tambalees y caigas, ni si eres incapaz de meditar, ni si desatendiste durante años a tu ser real, herido e indiferente al amor de los que te rodean; vuélvete y espera el perdón de Dios y acepta su gracia donde la encuentres. Cuando tu amigo o tu enemigo te dan algo, ese algo es un regalo de tu propio ser verdadero.

5. No derroches energía en lo imposible. No intentes convencer a nadie ni cambiar la manera de pensar de nadie. No les pidas a otros que tomen decisiones por ti, ni las tomes tú por otros. Ambas cosas son ilusiones que niegan el amor de Dios. Lo mejor que puedes hacer por cualquiera es ayudarle a hacer una elección consciente para que pueda aprender de ella. La mejor manera de enseñar es con el ejemplo.

6. Ahora ya eres rico, cuentas con abundancia de aquello en lo que estés pensando. El mundo es un motor creativo que creará cualquier cosa en la que estés pensando en realidad. Cada pensamiento de tu mente es una oración acerca de ti, no importa cuál parezca ser el asunto. La única manera de manifestar carencia es aferrarse a algo en contra de otro. Olvida todos los pensamientos de ofensa, de venganza, de que te hirieron, de autojustificación, de necesitar defenderte de las expectativas de los demás, de lo injusta que es la vida, de que otros se están aprovechando de una ventaja que no merecen. La alegría trae alegría y la pena trae pena. Cuando oigas de la buena fortuna de otros, piensa: “¡Bien por ellos! ¡Dios los bendice y los hace prosperar, y yo también los bendigo!”. Charles Fillmore dijo: “El inextinguible recurso del espíritu es igual a cada demanda. En la carencia no hay realidad. ¡La abundancia está aquí y se manifiesta
 ahora!”. ¡Y tiene toda la razón!

7. Confía conscientemente en ti mismo. ¡En cualquier caso, en realidad lo haces! La clave de la maestría está en reconocer la realidad. La realidad es una simulación. El futuro se adentra en el pasado a través del túnel de tu pensamiento. Cambia ahora lo que piensas y el futuro cuidará de ello.

8. Tu vida es un equilibrio dinámico basado en tu pensamiento presente. ¿Qué pasa cuando tomas el 2 % de la cantidad de un platillo de una balanza y lo pones en el otro? Por supuesto, ese platillo baja y el otro sube y, con eso el cambio queda completado. El 2 % de tu vida despierto son diez minutos al día. Diez minutos al día de pensamiento concentrado cambiarán tu vida por completo. Para empezar, podrías imprimir este mensaje y leerlo todos los días durante un mes entero. Cuando las cosas empiecen a cambiar, no te dejes llevar por la emoción y te distraigas, sigue firme con ello. No lo comentes con nadie más. Deja que la energía se concentre y construya. La única cosa que Dios sabe hacer es milagros.

9. No se gana, se aprende. “Cuando se comprende el karma, éste desaparece”. Ante cualquier reto, pregúntate a ti mismo: “¿Qué estoy intentando aprender de esto?”. Después, empieza a actuar de acuerdo con este principio. Experimenta con tu vida. Invierte en tus relaciones arriesgándote en la comunicación.

10. Cuando te atasques, busca a otro que esté en una situación similar y enséñale todo lo que lleves aprendido (¡a menudo serán ellos los que te encuentren y acudan a ti!). Hasta que no lo entregas, no lo posees. Este saber se aplica a todas las cosas.

11. Entiende que nunca crearás ninguna situación de la que no puedas aprender. ¿Para qué lo harías? Dios está contigo en todo momento; es su trabajo. “Puedo manejar esto con la ayuda de Dios” es el principio y el fin de la fe.

12. Las únicas limitaciones que existen son las autolimitaciones. Deja que la abundancia comience ahora mismo. Vigila la tendencia a “nombrar es culpar”. La responsabilidad es lo opuesto a la culpa. Cuando te culpas a ti mismo o culpas a los demás, estás negando temporalmente tu poder para cambiar (lo cual es, de nuevo, gastar energía en lo imposible). Tarde o temprano, todos los que están en tu vida que tú crees que te impiden ser o tener lo que quieres, terminarán por morir o irse, y entonces te darás cuenta de que esa condición es producto de tu propia mente. ¿Por qué no actuar con esta consciencia ahora?

13. Si estás vivo, mereces ser rico. Dios quiere que seas rico. Él siempre está más dispuesto a darnos cosas que nosotros a recibirlas, independientemente de lo dispuestos que estemos a recibir.

14. Somos seres infinitos fingiendo ser finitos. Hemos creado formas y condiciones para escapar de las limitaciones de la falta de forma. Pero no nos olvidemos de quienes somos en realidad ni finjamos demasiado.

El primer paso para tener una vida abundante es relajarse,
el segundo es enfocar la atención,
el tercero es concentrarse,
el cuarto es alegrarse,
el quinto es permitir la manifestación,
el sexto es dar libremente,
el séptimo es tener gratitud a la verdadera fuente.

15. Deshazte de lo que no estés usando realmente. Si te aferras a algo (persona, lugar o cosa, o incluso a una idea) porque piensas que podrías llegar a necesitarlo, lo que en realidad te estás diciendo es que no posees esa cosa, que no te la mereces y que no crees que puedas recrearla en un futuro. Todos esos pensamientos son pensamientos de pobreza. Limpia tus armarios, haz una venta de saldos o dalo a la caridad, pero deshazte de todo ese colesterol espiritual que está taponando tus arterias al paso de bienes.

16. El diezmo es dar el diez por ciento de tus ingresos a grupos o individuos que veas usar principios espirituales de la manera que te gustaría desarrollar en tu vida. El secreto de dar el diezmo es entender que ya estás dándolo mediante tus pensamientos, y que dar el diezmo de manera consciente es precisamente asumir el control de un proceso que ya se está produciendo. El diezmo regular y consciente edifica tu poder consciente de aceptar en tu vida la abundancia de Dios. Para la mayoría de las personas, un buen sitio para empezar es dar el diezmo a tu iglesia, a tu grupo de apoyo, a alguien que te esté enseñando algo, a alguien que sea un buen ejemplo espiritual para ti. Muchas iglesias y centros te enseñan a dar el diezmo como “tu canal para el bien espiritual”. Bien, cuando eliges vivir en el Espíritu, eso es el mundo entero. Yo digo que des donde te sientas bien dando, donde puedas dar sin duda ni reserva. Si no existe tal lugar, crea uno.
 Da sin ataduras y recibe de la misma manera.

Gracias por compartir conmigo la oportunidad de expresarme sobre este tema. Por ello, me siento enormemente bendecido.

Estándar